sábado, febrero 21, 2009

LAS PEQUEÑAS AYUDAS DEL BOTIQUÍN DE MAMÁ

Supongo que a muchos de ustedes, gloriosos productos como CENTRAMINA, BUSTAID, MAXIBAMATO, MINILIP o la excelsa DEXEDRINA SPANSULS no les sonaran absolutamente de nada.
Quizás las segundonas marcas como DELGAMER, SANASMOL, KATOVIT o ANTIOBES tampoco les serán más cercanos.
Pero a los conossieurs, a los amigos de lo químico, ávidos adictos al Vademecum, estos nombres les sonarán a glorias pasadas. Como fabulosos dinosaurios extinguidos por una glaciación inexorable. Ecos de un pasado, como mínimo, acelerado.

Situémonos en la españa nuevaolera de principios de los 80. Muchas ganas de pasarlo bien y nada en los bolsillos. Pero en un rincón del botiquín del baño, brillando con fulgor fatal, un pequeño envase con un minúsculo círculo impreso en el margen superior derecho con un hemisferio vertical blanco y otro negro. Un símbolo que nos indicaba un fin de semana con diversión asegurada. Daba igual lo que fuera. Llevaba el símbolo mágico. Como un Yin Yang de la religión narcótica.


Y, de repente, llegó el crack. El golpe bajo a la facilidad de acceso a las noches sin pegar ojo y aguantando lo que nos echaran. Estábamos demasiado bien acostumbrados a la familiaridad con que la enfermera del ambulatorio nos daba la preciada receta a cambio de un miserable recorte del envase original.
Si. Tenía que acabar. Y acabó.


Dicen que solamente los retrógrados aseguran que cualquier tiempo pasado fue mejor, pero si nos referimos a las pequeñas ayudas que nos proporcionaba el botiquín de mamá, tengo que considerarme, sinceramente, un carca de pro. Y a mucha honra.

23 Comments:

Blogger esto me suena said...

Minilip en tarro! Yo los descubrí ya en Blister! que tiempos ...

2:52 p. m.  
Blogger XTN said...

Apreciado Josep, yo también los descubrí en blister…
Pero para ilustrar el post no encontré en la red nada más que este formato de presentación que, supongo, se remonta a principios de los setenta.

Todavía recuerdo su terroso e insípido sabor…

8:31 p. m.  
Blogger esto me suena said...

Y el estampado camuflaje de las pastillas de MINILIP? antes de tomarlas les daba unas vueltas admirando esa mezcla de colores con precaución de que no se cayesen al suelo por si se perdían por siempre mas.

9:05 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Estas maravillas que durante tantos años me han acompañado(comence cuando el bustaid y lo ultimo fue el finedal+rubifen)cerca de 30 años tomandolas y ahora obligado al granel.
No deseo mal a nadie,pero los que decidieron retirar estas mini-ayudas,"mal dolor les de que no se murieran nunca".

5:36 p. m.  
Blogger DDAA said...

No entiendo todo este entusiasmo por el Minilip. Lo que molaba era la Dexedrina.

12:15 a. m.  
Blogger XTN said...

Apreciado DDAA, veo que lo que no ha entendido es el sentido de este post. Aquí hablamos de las pequeñas ayudas del botiquín de mamá, no de las exclusivas ambrosías del monedero de papá.
Resulta obvio que la Dexedrina molaba más que cualquier otra anfeta. Como resulta obvio afirmar que el jamón de bellota siete jotas mola más que un serrano vulgar del Carrefour.
Las Dexis eran casi imposibles de conseguir vía receta y en la calle eran carísimas. Por el contrario con cinco duros tenías un blister de Minilips para todo el fin de semana. Ahí radica nuestro entusiasmo.

10:59 a. m.  
Blogger DDAA said...

Si hablamos de principios de los ochenta, Luis Vida (entonces cantante de Minuit Polonia y hoy experto en vinos) tenía un mapa de farmacias de Madrid, de elaboración propia, donde estos establecimientos venían clasificados en tres grupos: a) Facilidad absoluta, b) Cierta dificultad, pero posible, c) Ni lo intentes.

No recuerdo que las dexis obtenidas al margen de los cauces habituales fueran excesivamente caras, pero desde luego que no podían competir con el precio de farmacia.

3:29 p. m.  
Blogger eminence said...

he tomado bustaid durante 2 años.
hasta 16 pastillas al dia.
pesaba 55kg solamente con altura de 1.80m. nunca me senti tan bien como en aquellos años.

12:26 a. m.  
Blogger jm said...

El BUSTAID LA REINA DE LAS PIRULAS DE ANFETA, TE TOMABAS 2 CON UN KUBATA Y ERAS EL REY DEL MAMBO, TENGO 54 AÑOS ME LAS TOMABA CON 19 Y AUN SE ME SECA LA LENGUA CUANDO DIGO LA PALABRA MAGICA "BUSTAID"

11:02 p. m.  
Blogger ER_TIBURON said...

yo lo utilizaba cuando estaba de exámenes.Cuantas asignaturas aprobadas gracias al minilip

9:32 p. m.  
Blogger Alvaro_32 said...

Vivo en Barcelona, alguien me podria dar una pista de donde puedo encontrar una "ayudita" anfetamínica?. Resulta que tengo que hacer frente a un esfuerzo mental y sicológico importante en los proximos dias, y yo sé que la anfeta ayuda mucho para esos casos, porqué las probé hace ya bastantes años cuando era estudiante. No se trata de hacerse adicto, sino de un ayuda por un tiempo. Agrecederé mucho a cualquiera que me pueda ayudar. Saludos

2:43 p. m.  
Blogger XTN said...

Álvaro, este no es el sitio más adecuado para intentar conseguir anfetaminas. En Pastisset no damos este tipo de "pistas". Ni siquiera damos consejos. Esto es un blog público de acceso libre en el que se habla de todo abiertamente y sin censuras. No te confundas.
Si tienes un problema, ve a ver un médico en el ambulatorio más cercano (en tu caso un Centre d'Atenció Primària). Es gratis. Plantéale tu problema y él te encontrará una solución.

4:10 p. m.  
Blogger det said...

Hola,
naturalmente, yo soy uno de esos que flipaba con los katovits. No solo estudiaba con ellos, sino que me daba por escribir cuentos y poemas y gané una burrada de premiecillos literarios. Todavía hoy en día envío alguno de esos cuentos a algún sitio y gano. Es muy fuerte.
Es más: Todavía tengo porai (caducado, claro) un blister casi entero de Katovit que encontré un día por casa. Y una caja y todo. A veces la encuentro porai en el cajón y se me caen las lágrimas. Es tremendo el tema este, sí.
Cordialmente,
Jordi

5:36 p. m.  
OpenID fmellizo said...

Lágrimones se me escapan de recordar aquellos estados de ánimo exaltados. Alimento de mi adolescencia y primera juventud.

12:34 p. m.  
Blogger Rafael said...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

6:21 p. m.  
Blogger Jesús said...

Bustaid, centraminas y dexedrinas flotaron en mi estómago en valdepeñita con casera!!!!

11:59 p. m.  
Blogger emili nieto said...

http://www.escohotado.com/historiageneraldelasdrogas/anfetaminas.htm

12:14 a. m.  
Blogger emili nieto said...

http://www.vademecum.es/medicamento-rubifen_prospecto_55369

12:26 a. m.  
Blogger Anonymous said...

Dexedrina Spansuls 15 mgr!, la reina de la noche

1:42 p. m.  
Blogger Pedro Glez Cánovas said...

Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

7:27 p. m.  
Blogger Pedro Glez Cánovas said...

Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

7:27 p. m.  
Blogger Mayte Ramos Calderón said...

No hace mucho, hasta 1990, había anfetaminas farmacéuticas en España especialmente la década de 1960-1970 era un paraíso farmacológico en el eran medicamentos de venta libre (sin receta) la Centramina (sulfato de anfetamina), Dexedrina Spansuls (dextroanfetamina), Maxibamato (meprobamato y dextroanfetamina), Bustaid (metanfetamina y pentobarbital) y estimulantes anfetamínicos como Delgamer o Minilip. Luego se vendían solo con receta las cuales eran muy fáciles de obtener y de falsificar. En la racha de 1975-1985 lo que más comúnmente se daba (en dimensiones gigantescas) era Centramina (las "centras") y Dexedrina Spansuls (las "dexes") siendo las centras más usadas para estudiar y las dexes más usadas con fines lúdicos aunque ambas servían para las dos cosas. Era práctica común las noches de fin de semana pulverizar las dexes y esnifarlas. Tras el exorcismo practicado a las anfetaminas y similares (siendo Centramina la última en caer y conozco a gente que compró Centramina entrados los años '90) quedó el metilfenidato como lo más parecido a las anfetas. Y durante muchos años el éster metílico del ácido ritalínico (metilfenidato) fue lo más cercano a la anfetamina en el arsenal farmacéutico español y además sometido a un férreo control restrictivo de su prescripción y dispensación. Yo uso metilfenidato a diario tanto por vía oral como esnifado (Rubifen 20mg). Pero recientemente ha entrado en el vademécum español una anfetamina, la lisdexanfetamina cuyo nombre comercial es Elvanse y lo hay de 30, 50 y 70mg. La lisdexanfetamina es el resultado de fusionar dextroanfetamina y lisina en una sola molécula, el resultado, la lisdexanfetamina, es una forma de dexanfetamina que no es activa por vía nasal ni endovenosa (esnifada o chutada no hace efecto) y por vía oral es más lenta que la dextroanfetamina porque requiere de un paso metabólico que separa la lisina de la d-anfetamina momento en el que actúa la dextroanfetamina. Es lo que la farmacracia denomina una forma "antiabuso" de dextroanfetamina lo cual tampoco es cierto porque aunque solo sea activa vía oral y actúe más lentamente que la dexanfetamina el hecho es que al tomarse oralmente y tras el tiempo requerido para su activación metabólico su efecto es el mismo que el de la dextroanfetamina porque de hecho es dextroanfetamina (una separada de la lisina por el metabolismo) la que actúa y por tanto es perfectamente susceptible de abuso, solamente que éste será por vía oral. En 30mg de lisdexanfetamina hay 8'9mg de de dextroanfetamina y 21'1mg de lisina. El efecto del Elvanse dura nada menos que 13 horas, yo sé dónde comprarlo sin receta y cuando pueda permitirnelo compraré un envase de Elvanse 70mg que el metilfenidato ya no me hace nada

5:26 p. m.  
Blogger Mayte Ramos Calderón said...

No hace mucho, hasta 1990, había anfetaminas farmacéuticas en España especialmente la década de 1960-1970 era un paraíso farmacológico en el eran medicamentos de venta libre (sin receta) la Centramina (sulfato de anfetamina), Dexedrina Spansuls (dextroanfetamina), Maxibamato (meprobamato y dextroanfetamina), Bustaid (metanfetamina y pentobarbital) y estimulantes anfetamínicos como Delgamer o Minilip. Luego se vendían solo con receta las cuales eran muy fáciles de obtener y de falsificar. En la racha de 1975-1985 lo que más comúnmente se daba (en dimensiones gigantescas) era Centramina (las "centras") y Dexedrina Spansuls (las "dexes") siendo las centras más usadas para estudiar y las dexes más usadas con fines lúdicos aunque ambas servían para las dos cosas. Era práctica común las noches de fin de semana pulverizar las dexes y esnifarlas. Tras el exorcismo practicado a las anfetaminas y similares (siendo Centramina la última en caer y conozco a gente que compró Centramina entrados los años '90) quedó el metilfenidato como lo más parecido a las anfetas. Y durante muchos años el éster metílico del ácido ritalínico (metilfenidato) fue lo más cercano a la anfetamina en el arsenal farmacéutico español y además sometido a un férreo control restrictivo de su prescripción y dispensación. Yo uso metilfenidato a diario tanto por vía oral como esnifado (Rubifen 20mg). Pero recientemente ha entrado en el vademécum español una anfetamina, la lisdexanfetamina cuyo nombre comercial es Elvanse y lo hay de 30, 50 y 70mg. La lisdexanfetamina es el resultado de fusionar dextroanfetamina y lisina en una sola molécula, el resultado, la lisdexanfetamina, es una forma de dexanfetamina que no es activa por vía nasal ni endovenosa (esnifada o chutada no hace efecto) y por vía oral es más lenta que la dextroanfetamina porque requiere de un paso metabólico que separa la lisina de la d-anfetamina momento en el que actúa la dextroanfetamina. Es lo que la farmacracia denomina una forma "antiabuso" de dextroanfetamina lo cual tampoco es cierto porque aunque solo sea activa vía oral y actúe más lentamente que la dexanfetamina el hecho es que al tomarse oralmente y tras el tiempo requerido para su activación metabólico su efecto es el mismo que el de la dextroanfetamina porque de hecho es dextroanfetamina (una separada de la lisina por el metabolismo) la que actúa y por tanto es perfectamente susceptible de abuso, solamente que éste será por vía oral. En 30mg de lisdexanfetamina hay 8'9mg de de dextroanfetamina y 21'1mg de lisina. El efecto del Elvanse dura nada menos que 13 horas, yo sé dónde comprarlo sin receta y cuando pueda permitirnelo compraré un envase de Elvanse 70mg que el metilfenidato ya no me hace nada

5:26 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home